Día 128: El #Enamoramiento y las #MariposasEnElEstómago como #Amor 2 – #TeamLife

Publicado: octubre 18, 2012 en Uncategorized
Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Parte 2:

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido reaccionar en ansiedad a si una dama aceptará o no juntarse conmigo para así buscar maneras para empujarla literalmente a que salga conmigo y/o que nos veamos, sin realmente considerar si hay una confianza e intimidad caminada en un proceso de compartirnos a nosotros mismos y asimismo que si es un deseo, entonces simplemente es interés personal y es inaceptable, por ende:

En el momento y cuando me veo reaccionando con ansiedad por si una dama aceptará o no juntarse/salir conmigo – me detengo y respiro. me doy cuenta de que busco maneras de empujarla a que salga conmigo, es decir, literalmente que busco maneras para cumplir mi deseo de salir con ella para así crearme una experiencia de felicidad por cumplir mi deseo, y yendo tras la experiencia ciegamente a través de tal ansiedad.

Me comprometo a mi mismo a invitar a salir a una dama una vez exista una confianza y comunicación en igualdad, y asimismo una vez esté realmente estable aquí en y como el respiro.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido reaccionar con ternura a mis propias conversaciones internas como opciones para juntarme con una dama para así hacerme creer a mi mismo que soy una buena persona por ello y asimismo para buscar enamorar/cautivar a la persona a través de hablar con ternura, sin considerar que en hablar con ternura no hay honestidad como uno mismo, es decir, está cool el aceptar como uno mismo tal expresión, pero el punto es que es inaceptable usar tal tipo de reacción para conseguir cautivar a una mujer, y es decir, realmente no hay una consideración en igualdad, sino que una competencia del ego en donde tenemos que de cierta manera para CONQUISTAR a una mujer, y resalto la palabra conquistar ya que ello implica desigualdad, e implica el considerarnos más que una mujer, sin realmente darnos cuenta de que somos exactamente lo mismo e iguales a ella – por ende, ser buena persona es mera ilusión y deshonestidad como uno mismo, ya que nuestras intenciones no son color de rosas, de hecho, son abuso y desigualdad hacia la vida como quienes somos, y así es como estamos de hecho separado de nosotros mismos como cuerpo humano físico.

En el momento y cuando me veo reaccionando con ternura a mis conversaciones internas de opciones para juntarme con una dama – me detengo y respiro. Me doy cuenta de que busco hacerme creer a mi mismo que soy una buena persona por invitarla a salir y asimismo que busco enamorarla/cautivarla a través de palabras cargadas con ternura para que así ella no se de cuenta de mis verdaderas intenciones, sino que se deje llevar por sus sentimientos para así entonces manipularla a través de tales sentimientos.

Me comprometo a mi mismo a considerar y evaluar si realmente una dama me conoce y asimismo de si conocemos nuestras intenciones antes de invitarla a salir, y de hecho dentro de ello, apegarme a mi decisión de invitarla a salir sólo si es que realmente nos conocemos.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido reaccionar con el deseo de que una dama me diga que sí – al invitarla a salir/que nos veamos para así crear una experiencia de tal respuesta y asimismo verme como alguien superior por tener control en mi mente de lo que ella diría, a través de mis propios personajes, para así entonces adularla aun más por hacer lo que quiero y de esa manera crear tal patrón en donde ella hace lo que yo quiera a cambio de adulación, sin considerar que de hecho en tal adulación estoy juzgándola para conseguir lo que quiero, lo cual significa ponerla en una posición de superioridad deliberadamente para que así ella tenga una experiencia, lo cual es realmente inaceptable ya que implica el jodernos mutuamente a permanecer dentro de personajes que sólo buscan interés personal, en donde no hay una consideración en igualdad – además definitivamente no hay manera de controlar lo que ella dice, sino que cada uno decide: ilusión o vida, en donde si nuestra decisión es vivir realmente no podemos ser controlados, ya que el control sólo existe dentro de nuestras mentes – lo físico se expresa a si mismo, y por ende es adecuado considerarnos como iguales, en términos de que intentar controlarnos es de hecho un abuso a la igualdad y libertad de expresión.

En el momento y cuando me veo deseando que una dama me diga que sí al invitarla a salir/que nos veamos – me detengo y respiro. Me doy cuenta de que busco crear una experiencia de felicidad por tal respuesta y asimismo verme como alguien superior por tener control sobre lo que ella decide, y de lo contrario si es que dice que no, entonces dejarme llevar por tal deseo para buscar que ella me diga que sí a través de diferentes maneras/opciones.

Me comprometo a mi mismo a estar aquí en y como el respiro al momento de invitar a una dama a salir, asegurándome que detengo toda participación en expectaciones y deseos, y entonces considerando además de si realmente es adecuado el que nos veamos.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido reaccionar en felicidad en el momento y cuando una dama acepta salir conmigo/que nos veamos para así ignorar y suprimir el miedo y la ansiedad de cómo generé tal experiencia y asimismo para cargar mis palabras con felicidad con ella para así seguir glorificando mi ego de aparentemente ser más por salir con una mujer, sin haberme dado cuenta de que no somos ni más ni menos sino que uno e iguales como la vida, y asimismo que realmente nos esclavizamos a nosotros mismos a experiencias y por ende a personajes al usar nuestras palabras como objetos para conseguir nuestro interés personal, y de hecho lo que no consideramos es a nosotros mismos como la palabra viva, y realmente no consideramos a la persona en sí ya que el cargar nuestras palabras con felicidad y usarlas para conseguir nuestro interés personal con una dama es sino manipularla a través de emociones y sentimientos sin realmente considerarnos como seres humanos y entonces considerar que uno mismo decide.

En el momento y cuando me veo feliz porque una dama acepte salir conmigo/que nos veamos – me detengo y respiro. Me doy cuenta de que busco ignorar y suprimir la ansiedad y miedo en cuanto a no saber su respuesta y asimismo en cuando a cuál sería su apariencia, para así glorificar mi ego en tal supresión de aparentemente ‘todo está ok’ por ello, y asimismo para usar tal felicidad para seguir adulando a la dama para cautivarla/enamorarla.

Me comprometo a mi mismo a simplemente traerme de vuelta aquí al respiro y permanecer en honestidad como uno mismo y asimismo continuar comunicándome en igualdad con las damas asegurándome que no me estoy dejando llevar por una experiencia y/o reacción, y que por ende realmente estoy considerando a la dama por quien es.

Continuará…

via Blogger http://www.blogger.com/feeds/5922374730326895573/posts/default/1760835134171391742

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s