GATILLO: Un perro ladrándome tras una reja

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido participar en la narrativa de personajes como mi mente al ver/escuchar ladrar a un perro tras una reja para así crear todo un berrinche mental para ver de qué manera imponerme sobre el perro por estar ladrando y por ende para controlar lo que hace o no el perro como una manera de superioridad.

En el momento y cuando veo/escucho un perro ladrándome tras un reja – me detengo y respiro. Me doy cuenta de que no considero que el perro simplemente se está expresando a si mismo y que definitivamente que me ladre no es una experiencia mental sino que sonido físico aquí y que de hecho soy uno e igual a y como el perro.

Me comprometo a mi mismo a enfocarme aquí en y como el respiro y entonces realmente escuchar físicamente el ladrido del perro.

MIEDO: Que un perro me ladre

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido temer que un perro me ladre para así entonces buscar una forma de controlar tal situación, en términos de hacer que el perro deje de ladrar, para así entonces generarme una experiencia en donde soy superior al perro por lograr que deje de ladrar, incluso si es necesario a través de violencia.

En el momento y cuando me veo temiendo que un perro me ladre – me detengo y respiro. Me doy cuenta de que no considero que soy de hecho uno e igual a y como el perro y que por ende simplemente no puedo controlar lo que hace el perro, ya que realmente se expresa a si mismo, y asimismo que definitivamente es un abuso el intentar controlar a un perro a través de suprimir su expresión, en donde definitivamente no hay igualdad en términos de dar a otros lo que me gustaría recibir, dar libertad de expresión.

Me comprometo a mi mismo a abrazar la situación como uno mismo, es decir, estando aquí respirando en y como el momento físicamente en donde un perro me ladra, y asegurándome que me levanto del miedo.

PENSAMIENTO: Un perro mordiendo mi brazo

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido pensar en un perro mordiendo mi brazo al verlo/escucharlo ladrar tras la reja para así no acercarme a él desde un punto de tener control de qué es lo que sucederá si lo hago, y por ende participando deliberadamente en pensamientos para así tener control de la situación en términos de literalmente pre-VER en mi mente qué es lo que sucedería si me acerco.

En el momento y cuando me veo pensando en un perro mordiendo mi brazo al escucharlo/verlo ladrar tras la reja – me detengo y respiro. Me doy cuenta de que no considero que no tengo control del perro ya que ello implica desigualdad y de que definitivamente no considero el tomar medidas físicas en términos de no acercarme al perro por un punto de aplicar el entendimiento de que los perros también caminan en esta existencia física donde existe el abuso, y por ende hay perros que simplemente son abusados y tienen comportamientos agresivos por ello.

Me comprometo a mi mismo a asegurarme que no me acerco a un perro que me ladra desde un reja y asimismo que de hecho estoy respirando en vez de crear una experiencia de el perro ladrándome.

IMAGINACIÓN: Un perro mostrando los dientes y ladrando de una manera acelerada, y entonces mordiendo mi brazo y sin poder sacarlo 

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido imaginar qué es lo que pasaría si me acerco a un perro que ladra tras una reja para así entonces apoyar mi miedo y asimismo para entonces no considerar la practicalidad de entender lo que está aquí, sino que meramente yendo a través de experiencias deliberadamente para buscar controlar lo que el perro hace o no hace.

En el momento y cuando me veo imaginando qué es lo que pasaría si me acerco a un perro que me ladra tras una reja – me detengo y respiro. Me doy cuenta de que no considero que al apoyar mi miedo estoy de hecho abdicándome el estar aquí respirando y aplicándome físicamente, y que por ende realmente abuso de mi mismo al crear aun más fricción y separación de un punto que puede ser simplemente considerado prácticamente, en términos de no acercarme al perro simplemente.

Me comprometo a mi mismo a tomar un gran respiro y mantenerme respirando al ver/escuchar a un perro ladrándome, asegurándome de que estoy aquí como el respiro.

BACKCHAT: ‘perro de mierda!’ / ‘por qué me ladras si no te he hecho nada!’

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido juzgar a un perro por ladrarme para así entonces victimizarme por ello y entonces no ver mi propia responsabilidad de buscar control del comportamiento de un perro, en donde entonces si no se comporta como yo quiero que se comporte, enfocándome en ello sin ver mi responsabilidad para así entonces crear una experiencia de ello y por ende para seguir buscando el tener control sobre un perro e imponerme, en términos de buscar que deje de ladrar.

En el momento y cuando me veo juzgando a un perro por ladrarme – me detengo y respiro. Me doy cuenta de que no considero de que tal juicio lo genero como resistencia a mi propia responsabilidad de buscar controlar lo que hace un perro, en donde de hecho no considero que es un ser expresándose y que de hecho no tengo control sobre ello, sino que soy uno e igual a y como ello.

Me comprometo a mi mismo a simplemente estar aquí respirando y considerando en cada momento de cada respiro que soy responsable de toda experiencia que genere, y por ende aplicando perdón a uno mismo en honestidad como uno mismo si me veo juzgando al animal, y asimismo deteniendo mi participación.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido victimizarme por que un perro me ladre para así ignorar mi responsabilidad en términos de buscar que un perro se comporte según cómo quiero que se comporte y entonces asimismo para levantar un modo de defensa dentro de tal victimización en donde pueda de hecho conseguir el imponerme sobre un perro y por ende conseguir que no ladre.

En el momento y cuando me veo victimizándome por que un perro me ladre – me detengo y respiro. Me doy cuenta de que no considero de que no soy víctima de ello sino que simplemente estoy aquí respirando y que de hecho busco victimizarme para deliberadamente buscar una manera de imponerme sobre el perro para que no ladre, sin considerar que es de hecho un abuso ya que no me puedo imponer ante un perro si no es mediante abuso, ya que realmente somos uno e iguales como lo físico como vida.

Me comprometo a mi mismo a verme y reconocerme como el responsable de cualquier reacción hacia un perro por ladrarme, y entonces levantarme en y como el respiro, simplemente deteniendo mi participación y dirigiéndome físicamente a seguir caminando.

REACCIÓN: deseo de que deje de ladrar / irritación si continua ladrando / ansiedad por no saber qué hacer para que deje de ladrar

COMPORTAMIENTO: aceleración del pulso cardiaco como intentando ver qué hacer para callar al perro / frunzo el ceño como intentando hacer que se calle y que me tema

CONSECUENCIA: Creo una asociación de miedo con el perro, para así evitarlo tras el punto de partida de miedo. Y asimismo puedo ver ahora otra dimensión, en términos de cómo es que si el perro por ejemplo está fuera de la casa y comienza a ladrarme, de hecho activo un personaje directamente relacionado a que el perro me muerda.

Ok, en el siguiente post caminaré en perdón a uno mismo la reacción, comportamiento, y consecuencia de mi relación hacia un perro ladrando.

Disfruten.

via Blogger http://vidaunoeigual.blogspot.com/2012/10/dia-139-tutambien-tienes-miedo-que-un.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s