Este Blog es parte de la Serie de Blogs de Sexo y Relaciones.

"La Prevención es SIEMPRE la Mejor Cura" – Bernard Poolman

Dimensión de Reacción:
– Entusiasmo al pensar, imaginar y creer que la mujer con quien hablo o a quien miro quiere tener sexo conmigo

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido a mi mismo reaccionar con entusiasmo al pensar, imaginar y creer que una mujer quiere tener sexo conmigo al ver a o hablar con una mujer para manipularme a mi mismo a buscar tener sexo con una mujer a través de mi mirada, palabras y en esencia comportamiento físico, ya que así puedo, a través de tal entusiasmo, generar más fricción dentro de mi y suprimir más la posesión sexual en mi mente secreta, y por ende literalmente imponiendo otra reacción sobre el deseo sexual en si mismo, y así simplemente verme en todo mi derecho de ir tras tener sexo con una mujer para tener una experiencia de satisfacción/superioridad/llenado.

En el momento y cuando me veo reaccionando con entusiasmo al pensar, imaginar y creer que una mujer quiere tener sexo conmigo al ver a o hablar con una mujer – me detengo y respiro. Me doy cuenta de que simplemente es una excusa para esconder en mi mente secreta de mi posesión sexual y que por ende ello significa que al hacerlo simplemente no estoy tomando responsabilidad de mi mismo y dándome la oportunidad de realmente cambiar y comenzar a considerar a la mujer en igualdad y asimismo levantarme del control mental que yo mismo creé como mi relación hacia y como mi mente, y que por ende al aceptar y permitir tal reacción simplemente estoy creando un loop de mi posesión sexual que se repetirá una y otra vez hasta que me levante.

Me comprometo a mi mismo a detener cualquier tipo de reacción que surja dentro de mi al ver a o hablar con una mujer, específicamente a través de comenzar primeramente apoyándome a mi mismo a recordar tal aplicación, y comenzar a integrarlo una y otra vez como expresión de mi mismo, en donde mi respuesta pueda ser inmediata y así definitivamente levantarme en la cara de la energía — y dentro de ello, luego de tal detenimiento, dirigirme a mi mismo a moverme físicamente, específicamente aplicando el compromiso correctivo que pueda ver en relación a mi interacción con mujeres.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido a mi mismo usar como una excusa para buscar tener sexo con una mujer – la reacción de entusiasmo al pensar, imaginar y creer que una mujer quiere tener sexo conmigo al ver a o hablar con una mujer, para validar mis creencias y proyecciones sexuales sobre la mujer, y de esa manera puedo verme en todo mi derecho de simplemente buscar tener sexo con la mujer y simplemente esconder de mi mismo, en mi mente secreta, mi propia posesión sexual y dentro de ello mis propias correcciones a caminar de acuerdo a ello, para simplemente ir y validar el seguir yendo tras tener sexo como una experiencia y posesión.

En el momento y cuando me veo usando como una excusa para buscar tener sexo – la reacción de entusiasmo al pensar, imaginar y creer que una mujer quiere tener sexo conmigo al ver o hablar con una mujer – me detengo y respiro. Me doy cuenta de que es a través de este punto que de hecho estoy sometiéndome a mi propio control mental y que por ende sigo participando en el abuso al buscar excusas para sostener mi posesión sexual, y por ende es en este punto en donde puedo de hecho detenerme y transformar la excusa a la decisión de cambiar en donde pueda probarme a mi mismo que mi decisión viva es igualdad en vez de seguir participando en y escondiendo personalidades.

Me comprometo a mi mismo a traer todo sistema hacia mi mismo, en donde por ende, si me veo proyectando creencias y experiencias sobre una mujer, traerlas de vuelta hacia mi, y todas las excusas y proyecciones que vaya identificando, transformarlas a la oportunidad de cambiar, en donde entonces al verme proyectando pueda detenerme, respirar, y luego preguntarme a mi mismo qué compromiso correctivo y/o solución aplicar, y dentro de ello integrar en constancia esta aplicación como uno mismo, en donde, independiente de cuál sea el contexto, o la situación, o las variables, simplemente permanezco directivo en mi interacción con las mujeres, deteniendo toda posesión dentro y fuera de mi mismo.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido pensar, imaginar o creer que la mujer con quien hablo o a quien miro quiere tener sexo conmigo, deliberadamente para crear una reacción por ello ya que de esa manera puedo proyectar toda mi posesión sexual y por ende culpar a la mujer de lo que sucediese, ya sea que tengamos sexo o no, para así abdicar toda mi responsabilidad en ello y verme en mi derecho de no tener que tomar responsabilidad por ello, y así escondiendo de mi mismo mi propio error de no aplicar incondicionalmente mis compromisos correctivos.

En el momento y cuando me veo pensando, imaginando o creyendo que la mujer con quien hablo o a quien miro quiere tener sexo conmigo – me detengo y respiro. Me doy cuenta de que si yo mismo no cambio ni vivo mis palabras, nadie lo hará por mi, y que por ende el punto necesario a considerar aquí es que se trata de mi decisión, es decir, se trata de que si decido cambiar, entonces la decisión sólo es realmente si realmente la aplico, y por ende no estoy dispuesto a seguir jodiendo conmigo mismo, ya que me puedo apoyar a mi mismo a levantarme como principio directivo al realmente aplicar mis cambios, y dentro de ello aplicarme extensamente en esta realidad física — así que, entiendo el problema, conozco la solución, y veo la recompensa — hora de hacerlo REAL.

Me comprometo a mi mismo a hacer parte de mi mismo mis compromisos correctivos en relación a mi personalidad de deseo sexual al ver a o hablar con una mujer, y por ende independiente del contexto, sea cual sea la interacción con una mujer, tomar consciencia de mi mismo y dirigirme aplicando los compromisos correctivos de detener mi participación en mi mente y asimismo a simplemente compartir en igualdad con las mujeres y en caso de verlas, traerme de vuelta a mi cuerpo físico humano y ver qué hay aquí y qué solucionar he establecido para caminar en tal situación, y entonces caminarlo.

Dimensión de Comportamiento/Físico:
– Presión en la boca de mi estómago para llevarme a buscar tener sexo con una mujer, al ver a o hablar con una mujer

Dimensión de Consecuencia:
– Activo mi deseo sexual como personalidad y literalmente como una posesión, proyectada en la mujer, al ver a o hablar con una mujer

En el siguiente Blog continuaré caminando la dimensión de Comportamiento/Físico y Consecuencia de este personaje busca-sexo.

Gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s