Este Blog es parte de la serie de blogs de Sexo y Relaciones.

"La Prevención es SIEMPRE la Mejor Cura" – Bernard Poolman

Dimensión de Moralidad:
– Hablar/ver a una mujer sólo por sexo es malo, literalmente para buscar otra forma en donde entonces pueda sentir satisfacción por estar haciendo algo malo, en donde simplemente lo escondo en mi mente secreta a través de esta personalidad en donde sería aparentemente la mujer quien quiere tener sexo conmigo.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido juzgar y creer que el hablarle o ver a una mujer sólo por sexo es malo, al ver a o hablar con una mujer, para de tal plataforma formar una relación de tentación-adicción en relación a mi interacción con mujeres, y así entonces literalmente creando una posesión, desde la perspectiva de que entonces tal punto de moralidad de hablar de sexo, sería algo que tendría que resistir, y entonces de esa manera, lo que resisto, persiste — y así es que veo cómo es que mi comunicación con mujeres se había limitado a sexo dentro de mi mente, en donde de hecho recuerdo cómo es que resistía hablar de sexo, y por ende asociaba lo que le hablaba a una mujer hacia el deseo sexual en si mismo, creando de esta manera: interpretaciones y personalidades.

En el momento y cuando me veo juzgando y creyendo que el hablarle o ver a una mujer sólo por sexo es malo, al ver a o hablar con una mujer – me detengo y respiro. Me doy cuenta de cómo es que justamente mi actual relación con mi interacción con mujeres, es de acuerdo a esta creencia, en términos de cómo es que es sólo sobre sexo, en donde realmente no hay una oportunidad para llegar a conocer a una mujer y que por ende es aquí donde veo el sacrificio de la igualdad y unicidad física que puede existir en mi interacción con mujeres, y que en cuanto a la creencia en si, realmente es momento de considerar que yo mismo he creado el hablar o ver a una mujer por sexo es malo, desde la perspectiva de crear personalidades de acuerdo a ello, es ahí donde se ha vuelto abusivo, y que por ende es requerida una solución, una solución en donde realmente pueda curar esa parte de mi, en términos de una oportunidad para desarrollarme a mi mismo físicamente.

Me comprometo a mi mismo a transformar mi punto de partida de mi interacción con mujeres a aquello que sea mejor para todos, en donde me doy la oportunidad de realmente llegar a conocer a una mujer, y asimismo respirando, y por ende literalmente abro prácticamente una conversación con una mujer, preguntando sobre vida práctica, y en ello inevitablemente la comunicación se abre, y en ello mi decisión es entonces el compartir, y en cuanto a ver a una mujer realmente está cool el mirarlas de acuerdo a no forzarme a verlas, y asimismo el dejar de mirarlas si me dejan de mirar o si en primer lugar nunca me miraron lol.

– Tener sexo es malo, aquí es donde inicialmente daría por sentado que el sexo es una tentación del demonio, ya que todo lo que iba en contra de dios, era una tentación — y entonces, ya que las chicas religiosas ven como un pecado esto también, yo entonces crearía el miedo a que descubran que quiero tener sexo para buscar mostrarlo de otra manera que sea indirecta, y aun así teniendo el sexo como una tentación justamente.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido juzgar y creer que el tener sexo es malo, al ver a o hablar con una mujer, para así establecer el tener sexo como una tentación, y de esa manera como un ideal dentro de mi mente, en donde entonces usaría esta creencia como plataforma para crear el miedo a que descubran que quiero tener sexo, ya que entonces sería malo, y de esa manera creando todo un Hollywood mental dentro de mi mente, para así establecer el sexo como un ideal, como algo que me hará sentir bien, en donde recuerdo cómo es que tenía toda clase de fantasías con una amiga dentro de mi mente, en donde de momentos físicos con ella yo tenía este ideal de tener sexo con ella, y eso ocupaba mi mente totalmente en mi relación con ella, y al mismo tiempo simplemente no lo decía, ya que creía que tener sexo era malo entonces sólo existiría dentro de mi mente, en términos de cómo sería, cuándo, dónde, y con quién.

De hecho puedo ver de ello que tal ideal sigue en mi mente, y que por ende es parte de mis interpretaciones hacia mujeres.

En el momento y cuando me veo juzgando y creyendo que el tener sexo es malo, al ver a o hablar con una mujer – me detengo y respiro. Me doy cuenta que de por si esta creencia apunta a una realidad alterna dentro de mi mente, ya que no hay una referencia con la realidad en lo absoluto, y que por ende aquí puedo aceptar que físicamente y realmente no sé cómo es el sexo y que jamás he tenido sexo realmente, sólo existe dentro de mi mente como un ideal, y por ende es momento de aceptar que tendré sexo, y que al mismo tiempo estoy dispuesto a que la instancia en y como la cual tenga sexo, sea perfecta, lo cual significa, en unicidad e igualdad, y por ende es simplemente una decisión, y para ello puedo priorizar el llegar a conocer a una mujeres, y tomar mi decisión de acuerdo a ello, y por ende apoyándome a cambiar mi relación con el sexo, desde un ideal a una decisión, y que la consecuencia de mi creencia es de hecho el crear un ideal con una mujer, y por ende puedo específicamente transformarla a la oportunidad de decidir compartir en igualdad aquí.

Me comprometo a mi mismo a averiguar qué es el sexo desde un punto de partida que sea mejor para todos, en donde entonces dejo ir el ideal de sexo en mi mente, y en vez de ello simplemente me enfoco en esta realidad física en mi interacción con mujeres, y uso mi propio ideal como la oportunidad para cambiarme a mi mismo, específicamente cambiando mi relación a mis pensamientos, imaginación, backchat, reacción y comportamiento, como la oportunidad de interactuar con una mujer de acuerdo a qué es mejor para todos — y específicamente en cuanto a sexo entonces, tomando la decisión de estar con una mujer y en ello, con la plataforma de haber compartido anteriormente ya formada, me doy la oportunidad de qué es realmente el sexo físicamente, y realmente anterior a esto, acepto que no tendré sexo hasta que el momento llegue y que estoy dispuesto a que ese omento sea mejor para todos, es decir, eso es sentido común realmente.

En el siguiente Blog caminaré la moralidad de la personalidad ‘busca-sexo’ en perdón a uno mismo, declaración correctiva, y compromiso correctivo como uno mismo.

Gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s